martes, 21 de mayo de 2013

PRIMER LIBRO RECOMENDADO: CANTO Y CUENTO. ANTOLOGÍA POÉTICA PARA NIÑOS

Libro: Canto y cuento. Antología poética para niños
CANTO Y CUENTO
Antología poética
     para niños














Este es el primer libro que os queremos recomendar. Publicado por Carlos Reviejo y Eduardo Soler Fiérrez en ediciones sm, recoge una selección muy variada de autores y poemas, con el propósito de que sean leídos por padres, abuelos, maestros o educadores a niños y niñas a partir de los seis años.

El lector se convierte en cómplice del autor llevando a los niños al mundo mágico de la poesía, contagiándoles su amor por la lectura y su pasión por el descubrimiento del lenguaje. 

Esta antología contiene poesías preciosas como "Nanas a la cebolla" de Miguel Hernández. Cuentos y poemas aparecen organizados en grandes temas que facilitan la búsqueda de cualquiera de ellos para cada ocasión.

Entre todos los bellos poemas y cuentos he escogido uno escrito por Gabriela Mistral. Espero que os guste y que, en voz alta y transmitiendo la sensibilidad que encierran sus palabras, encontréis ese momento especial de paz y sosiego para leérselo a vuestros niños queridos.









                                           










                                 Miedo



                                

                                Yo no quiero que a mi niña
                                 golondrina me la vuelvan;
                                 se hunde volando en el cielo
                                 y no baja hasta mi estera;
                                 en el alero hace nido
                                 y mis manos no la peinan.
                                Yo no quiero que a mi niña
                                 golondrina me la vuelvan.


                                 Yo no quiero que a mi niña
                                  la vayan a hacer princesa.
                                  Con zapatitos de oro
                                  ¿cómo juega en las praderas?
                                  Y cuando llegue la noche
                                   a mi lado no se acuesta.
                                  Yo no quiero que a mi niña
                                   la vayan a hacer princesa.


                                   Y menos quiero que un día
                                    me la vayan a hacer reina.
                                    La subirán al trono 
                                    a donde mis pies no llegan.
                                    Cuando viniese la noche
                                    ya no podría mecerla...
                                    ¡Yo no quiero que a mi niña
                                    me la vayan a hacer reina!

                                       Gabriela Mistral














Cattell Psicólogos en Murcia

LA VACA DE HUMAHUACA, UN CUENTO LLENO DE VERSOS


La vaca de Humahuaca



                                   LA VACA DE HUMAHUACA




                            Había una vez una vaca
                            en la Quebrada de Humahuaca.

                            Como era muy vieja, muy vieja,
                            estaba sorda de una oreja.

                            Y a pesar de que era abuela,
                             un día quiso ir a la escuela.

                            Se puso unos zapatos rojos,
                            guantes de tul y un par de anteojos.

                            La vio la maestra asustada
                            y le dijo: "Estás equivocada".

                            La vaca, vestida de blanco,
                            se acomodó en el primer banco.

                            Los chicos le tiraban tiza
                            y no podían más de risa.

                            Y como el bochinche aumentaba,
                             en la escuela nadie estudiaba.

                             La vaca, de pie, en un rincón,
                             rumiaba sola la lección.

                             Un día todos los chicos 
                             se convirtieron en borricos.

                             Y en ese lugar de Humahuaca
                              la única sabia fue la vaca.


                                               María Elena Walsh








viernes, 17 de mayo de 2013

SEGUNDA PELÍCULA RECOMENDADA: PEQUEÑA MISS SUNSHINE

Pequeña Miss Sunshine
Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta












Esta es otra de las películas que os queremos recomendar para ver en familia. Se trata de una comedia de carretera protagonizada por una familia americana que rompe cualquier molde. Esta pareja de directores cinematográficos, Dayton y Faris, que comparten trabajo y familia (son matrimonio) nos presenta a los Hoover, una familia cautivadoramente desestructurada en una película  mordaz, pero profundamente humana.


Pequeña Miss Sunshine



Estamos ante un divertido film que llega al corazón de espectadores de todas las edades. ¡Quién no se ha viso sorprendido al ver cómo su familia ha conseguido salir adelante a pesar de los pesares!

Tanto del lado de los adultos como en el de la niña y el adolescente, observamos la dificultad para realizar sueños que, a veces, son imposibles y  las posteriores reacciones a estos sentimientos de frustración; conseguir éxito en el trabajo, ser miss en un concurso de belleza o poder entrar en una escuela de aviación, son algunos de los ejemplos que vemos en este largometraje.

Con toda certeza, no son el retrato de una familia con una perfecta salud mental, pero cuando la hija más pequeña necesita apoyo, todos aportan su grano de arena, embarcándose en un tragicocómico viaje, apelotonados en una vieja y pequeña furgoneta. 

Esperamos que os guste y que os lleve a conversar con vuestros hijos acerca de estos y otros temas.

Este es el trailer de  Pequeña Miss Sunshine



video





DETRÁS DE UN GRAN O PEQUEÑO CEREBRO, SIEMPRE HAY UN GRAN SER HUMANO

Mª Nieves Martínez Hidalgo. Psicóloga Clínica
Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta











Acabo de leer un artículo de investigación científica en el que se concluye que: El "reloj corporal", o ciclo circadiano, que regula el funcionamiento de cada célula podría estar alterado en las personas con depresión. Sin embargo, me resisto a considerar que toda conducta humana esté regida exclusivamente por el cerebro, porque, desde ese punto de vista, ¿dónde queda la libertad humana para decidir, de qué nos sirven las experiencias, y nuestra capacidad para reflexionar y aprender? 

Ciertamente, cuando una persona sufre depresión puede ver alterados sus ritmos de sueño y alimentación como se explica en el citado artículo, pero no más que cuando padece amigdalitis, fiebre o cualquier otra enfermedad corporal. Un factor que aparece alterado en una persona deprimida y que si es altamente significativo, es su forma de ver el mundo, de verse a sí misma y su futuro. Predomina en ella el pesimismo y una actitud negativa, generalmente porque no acepta o se siente incapaz de afrontar las circunstancias vitales por las que está atravesando. Seguro que existen motivos suficientes para estar sufriendo. No obstante, hay que plantar cara a la depresión, pues puede convertirse en nuestro peor enemigo. 

Lo que caracteriza a una persona con depresión es que sitúa su locus de control en el exterior y cree que no puede hacer nada para solucionar su situación, siente que ha perdido el control de su vida. Sin embargo, situando la posibilidad de cambio como un recurso que se halla en nuestro interior, con nuestro esfuerzo y habilidades, contamos con muchas más probabilidades de poner fin a nuestros problemas. E, incluso, cuando creemos que no podemos o que ya hemos hecho todo lo posible, todavía queda algo más en nuestras manos: adoptar otra actitud con la que afrontar dicho conflicto. Coger las riendas de tu vida es lo que en psicología conocemos como locus de control interno. Somos nosotros mismos los que tenemos el poder de cambiar el curso de nuestra vida y dirigirnos hacia nuevas rutas de vuelo que nos relajen, reconforten, oxigenen y amplíen horizontes. El tiempo por sí solo no cura nada. Somos nosotros, con nuestra actitud, los únicos que podemos modificar el curso de nuestras vidas.




Detrás de un gran o pequeño cerebro, siempre hay un gran ser humano



Y, continuando con el tema de la mayor o menor importancia de la biología o la genética (herencia o natura) frente a la psicología (aprendizaje o cultura) con respecto a los estados de ánimo, los sentimientos, ideas o comportamientos, es interesante tener presente que lo que verdaderamente cuenta es la voluntad o esencia del ser humano. Todos conocemos a personas que, pese a no disponer de altas capacidades físicas y/o intelectuales, han conseguido alcanzar sus metas. 

El sentimiento de valía, de autoestima y realización personal no procede de un cuerpo bonito o musculoso, ni de una inteligencia o unas aptitudes excepcionales. Este sentimiento de autorrealización procede más bien de ser uno mismo, de creer en uno, de potenciar sus facultades, de afrontar los obstáculos con voluntad, persistencia y optimismo. Detrás de un gran o pequeño cerebro, siempre hay un gran ser humano. Somos biología, sí, pero también psicología, ambiente, somos seres biopsicosociales en constante movimiento, en constante interacción; con nuestras ideas, emociones y conductas influimos sobre el ambiente, sobre los demás y sobre nosotros mismos. El ambiente, la sociedad, nuestras relaciones sociales y familiares influyen en nuestro cuerpo, en nuestra vida, en nuestra forma de pensar.



Detrás de un gran o pequeño cerebro, siempre hay un gran ser humano





Para saber más:

Curiosamente, en la revista del colegio oficial de psicólogos que he recibido hoy,  aparece una  noticia bastante interesante -dado que no existe precedente alguno de otro acontecimiento similar- en la que podemos leer que la División de Psicología Clínica de la Asociación Británica de Psicología (British Psychological Society- BPS) hizo pública, el pasado 13 de mayo de 2013, la Declaración de Posicionamiento sobre la clasificación de la conducta y la experiencia en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales, mostrando su oposición al modelo biomédico para la comprensión de los trastornos mentales. 

En dicho comunicado, la BPS realiza un llamamiento internacional para el abandono definitivo del modelo de "enfermedad y diagnóstico" en salud mental, ya que existen pruebas concluyentes de que el sufrimiento humano es el resultado de una compleja combinación de factores psicológicos y  sociales e insta a estrechar la colaboración entre los usuarios y profesionales sanitarios para elaborar un sistema de evaluación y tratamiento que tenga en cuenta el origen biopsicosocial del sufrimiento humano. Esta es una acción valiente y sin precedentes para un colegio profesional.

Se hace necesario, por tanto, un cambio de paradigma en relación con la evaluación y diagnóstico de las personas que solicitan ayuda psicológica o psiquiátrica, en el que se favorezca un enfoque multifactorial que contextualice el malestar y la conducta y que reconozca la complejidad de las interacciones implicadas en la experiencia humana, por supuesto sin negar el papel de la biología.



Sigue el efecto ¡Soy como Tu!
1ª Campaña de Sensibilización Salud Mental. #contraelestigma. Cattell Psicólogos



Gracias a todos por participar en este espacio de encuentro virtual.

Abrazos y sonrisas.
Nieves Martinez Hidalgo
www.cattell-psicologos.com
#hazloporti
www.fundacioncattellpsicologos.org
#Hazlo por los demás, hazlo por ti

domingo, 12 de mayo de 2013

ACERCA DEL CUENTO "ADORA, LA LEEDORA DE CARTILLAS"

Adora, la leedora de cartillas
Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta

















En el cuento titulado Adora, la leedora de cartillas, los personajes se enfrentan a una situación completamente nueva que, en principio, les desorienta y asusta.

Poco a poco, los habitantes de un pequeño pueblo manchego de cuyo nombre no quiero acordarme, se van familiarizando con Adora, la protagonista de nuestro cuento, una extraterrestre que revolucionará a todo el pueblo proporcionando a los vecinos una maravillosa oportunidad para aprender a aceptar a los demás tal y como son y a ser más tolerantes con la diferentes formas de ser o de hacer y sentir las cosas de cada persona.

A través del comportamiento de Adora, podemos observar y reflexionar acerca del afán de perfeccionismo que ostenta esta pequeña extraterrestre y que casi le conduce a poner en peligro los lazos de afecto que le unían a sus nuevos amigos, los "terícolas" como ella les llamaba con cierta dificultad, pero con mucho cariño.






Adora, la leedora de cartillas
Adora aprendiendo a tejer



Entre todos los vecinos consiguen resolver el problema que Adora les ha planteado. Para ello, utilizan una especie de boomerang, -construido con una mezcla de esencias y maderas de amabilidad, aceptación, tolerancia, empatía y compromiso- que abrirá a tiempo los ojos de Adora. Y ella, que desde que cayó del cielo andaba bastante engreída como una gran leedora de cartillas que era, acabó aprendiendo su mejor lección. 



Contraportada del cuento Julia y don Relo, y Adora la leedora de cartillas


Estas son algunas fotos que se hicieron durante la presentación de este cuento en el Museo Ramón Gaya de Murcia



Presentación Cuento Museo Ramón Gaya Murcia.
Presentado por J.P.Romera, coordinador colección Cuentos de Papel
y Manolo Ortiz, director editorial Nausicaä

Quiero dar las gracias a Juan Pedro Romera por haber seleccionado estos cuentos para la colección Cuentos de Papel que él coordina, a la editorial Nausicaä y a Manolo Ortiz, su director, por haber hecho posible la publicación de dos de mis primeros cuentos, a mi amigo y artista Angel Maciá, por haber dado vida a los personajes de estas aventuras, al Museo Ramón Gaya por habernos acogido de forma tan exquisita y cordial,  y, cómo no, a todas esas numerosas y maravillosas personas que quisieron acompañarme en este acto de presentación.



Firma y dedicatoria de libros tras finalizar
acto de presentación de los cuentos
Museo Ramón Gaya, Murcia.






                                                           

PRIMERA PELÍCULA RECOMENDADA: MOONRISE KINGDOM

Foto: Moonrise Kingdom de Wes Anderson 
Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta











Libros y películas es una sección abierta dentro de la Escuela de Padres y especializada en cine y literatura para niños y adolescentes, en la que recomendaremos libros, películas y documentales sobre temas que giren en torno a la resolución de problemas educativos tanto en el ámbito familiar, como escolar y social. 

La primera película que vamos a recomendar es Moonrise Kingdom del director Wes Anderson. 
Se trata de una película sobre dos preadolescentes y realizada desde una conmovedora intensidad emocional.



Fotograma película Moonrise Kingdom

Sam se escapa del campamento de boy-scouts para encontrarse con Suzy, que se ha fugado de su casa. Tienen doce años y están enamorados. Él es huérfano, y sus padres de acogida han decidido deshacerse de él. Ella está enfadada con el mundo. Están hechos el uno para el otro, preparados para perderse en un bosque encantado en el que todo –unos prismáticos, unos pendientes hechos con dos escarabajos, un tocadiscos a pilas– forma parte del espectáculo del amor puro. 

Tanto niños como adultos necesitamos pertenecer a una familia, aunque no sea la biológica, no importa si ésta toma la forma de un grupo de compañeros de trabajo o de campamento de verano. Lo que importa es la filiación, sentirse parte de un todo, de la lógica de un sistema que nos protege y nos hiere a la vez. La película ofrece un final feliz a esa historia frustrada. 

Este es el trailer de la película.


video





Inspirado en el texto de Sergi Sánchez





ACERCA DEL CUENTO "JULIA Y DON RELOJ" Nausicaä, 2002


Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta











En el cuento de Julia y Don Reloj, los personajes hablan sobre el tiempo y sobre el miedo.

Julia y Don Reloj reflexionan sobre la existencia del tiempo, sobre la importancia de utilizarlo o perderlo.

Don Reloj nos explica cómo el miedo se asocia con el tiempo. Unas veces, el miedo hace referencia a experiencias temidas del pasado; otras, te conduce a anticipar acontecimientos negativos o peligrosos que pueden ocurrir en un tiempo futuro.

Como consecuencia de estos miedos la persona queda anclada en una imagen del pasado o en una anticipación de una imagen pesimista del futuro, que le incapacita para avanzar en el desarrollo de su proyecto de vida personal, social, académico o profesional.

En el cuento, el Señor Miedo va colocando a los vecinos del lugar unos aretes de bronce que les esclavizan, impidiéndoles la realización de sus deseos y de sus sueños.




Os presento a Don Reloj, el protagonista


Don Reloj, que además de ser un gran dormilón es muy sabio, nos da un consejo que consiste en vivir el presente y vivirlo despacio, saboreando y disfrutando cada segundo, de cada minuto, sin obsesionarse con el paso del tiempo. Siendo así, cómo los personajes de este cuento consiguen desarrollar su vocación o sus anhelos.



Os presento a Julia, la protagonista 


Agotada la primera edición, asumimos el reto de la preparación de una segunda edición revisada y ampliada en la que incluiremos material didáctico y psicoterapeútico dirigido a padres y profesionales de la educación y de la psicología con el fin de que pueda ser utilizado para estimular en los niños el valor, la expresión y aceptación de emociones como algo humano y natural, como es el caso del miedo. 

Para llevar a cabo esta segunda edición contamos con la colaboración de nuestro editor y de un equipo de especialistas en recursos educativos. 



Agradezco de corazón a mi amigo y artista Angel Maciá la creación plástica de estos personajes y a Juan Pedro Romera y Manolo Ortiz Pintor, director de la editorial Nausicaä la confianza y la posibilidad de hacer realidad este proyecto. También quiero agradecer al Museo Ramón Gaya de Murcia su amable acogida. A continuación os muestro algunas fotografías que se realizaron durante la presentación de este cuento.




Presentación Cuento en Museo Ramón Gaya con J. P. Romera, coordinador de la colección Cuentos de Papel y Manolo Ortiz, director editorial Nausicaä




Al final de la presentación, firma y dedicatoria de libros







Fueron numerosas las personas que quisieron acompañarnos en este primer acto de presentación del cuento Julia y don Reloj.

Estáis invitados a la presentación de la segunda edición ampliada y revisada de este cuento. Os avisaremos de la fecha y el lugar.


                                       




Cattell Psicólogos en Murcia

domingo, 5 de mayo de 2013

ESCUELA DE PADRES: CÓMO SER PADRES Y MADRES SIN MORIR EN EL INTENTO


Nieves Martínez Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta




Ser padre o madre es algo que dura toda la vida. No te puedes borrar o "desapuntar" como dicen los niños, aunque sean muchas las veces que lo deseas con todo tu ser. Se trata de una de una de las vocaciones o profesiones más difíciles de llevar a la práctica. Llueva, truene o caigan rayos de punta -como decía mi madre-, tenemos que estar ahí; con fiebre, miedo o dolor de estómago, ahí tenemos que estar. Siempre atentas a las necesidades de nuestros hijos, cuidándoles, dándoles amor y cariño, haciéndoles ver cuando se equivocan en algo, inculcándoles valores, estimulando su creatividad, su imaginación, su fuerza de voluntad, respetando sus espacios y sus tiempos y enseñándoles a respetar los nuestros; dialogando con ellos sobre lo que les preocupa; siendo un poquitín cansinas o cansinos, pero solo un poquitín para no aburrirles... Luego con el paso del tiempo se van haciendo mayores y, a veces, hay que darles un empujoncito para que se atrevan a volar solos....




Los amigos, vivir aventuras fuera del nido, les ayuda a crecer




Nuestro trabajo "no tiene precio"... quizás por ello pasa desapercibido en muchas ocasiones; en otras es friamente criticado. Sí, somos padres y madres, pero también somos personas y como tales llegamos a ese hermoso y duro oficio de la paternidad-maternidad con limitaciones y cometiendo algunos errores. Aprender a ser padre o madre es una importante tarea que se desarrolla día a día, reflexionando sobre los errores y tomando decisiones respecto a la postura o actitud a adoptar ante nuevas situaciones. Cuando maduramos como seres humanos, maduramos en la función paterna, pues la relación con los hijos se teje con los mismos hilos que cualquier otra relación: autoconocimiento, respeto, empatía, cordialidad, asertividad, comunicación, responsabilidad, compromiso, alegría...

Decía Erich Fromm que la tierra prometida -símbolo materno- estaba "plena de leche y miel". La leche es el símbolo del amor en cuanto a cuidados y afirmación, la miel simboliza la dulzura de la vida, el amor por ella y la felicidad de estar vivo. La mayoría de las madres y de los padres pueden proporcionar leche, pero sólo algunos pocos son capaces de dar miel también. 



Los abuelos, un gran apoyo afectivo
para los niños



¿Y qué necesitamos las madres y los padres para poder dar miel a nuestros hijos?


No basta con ser buenos padres, tenemos que ser personas felices. Cuando nosotros como seres humanos nos sentimos realizados, cuando contamos con nuestro propio proyecto personal y no permitimos que todo el peso de nuestros sentimientos de felicidad y satisfacción recaigan en el comportamiento, actitudes, salud y rendimiento académico de nuestros hijos, es cuando realmente estamos en condiciones de aportar ese manjar producido por las laboriosas abejas y podremos bañar a nuestros hijos en dulce amor y deseos de vivir, pero de vivir en letras mayúsculas, sintiendo y disfrutando cada paso que vayan dando, aunque les lleve un esfuerzo.

Si bien es cierto que la miel escasea, y que, a veces, los padres y las madres utilizamos edulcorantes -léase: regalitos para compensar- que suavizan la situación, también es verdad que casi siempre lo hacemos con mucho amor. Sabemos que no hay excusas cuando se trata de acompañar en la infancia... pero tampoco podemos morir de culpa en el intento. Los padres y las madres también tenemos que saber perdonarnos por nos ser "perfectos", pues son muchos los frentes que tenemos que atender en esta estresante sociedad en la que nos hemos empeñado en vivir.

Bien, pues a pesar de todo ello, lo importante es querer ser padres, desear de forma auténtica la maternidad o paternidad y no como una etapa más descrita en el guión social que hay que cumplir para no "ser" "menos" que los demás. 

Aunque contemos con esas imperfecciones de partida, con amor, voluntad, deseo y persistencia podemos conseguir ser padres y madres equilibrados y sanos, capaces de establecer profundos vínculos emocionales y afectivos con nuestros hijos que les permitan crecer sabiéndose queridos y cuidados dentro de un marco de libertad.















Cattell Psicólogos en Murcia

sábado, 4 de mayo de 2013

ESCUELA DE PADRES: EL MIEDO A LA OSCURIDAD

Nieves Martínez Hidalgo
 Psicóloga Clínica
 Psicoterapeuta









MIEDO A LA OSCURIDAD:  JUEGOS Y ORIENTACIONES


El miedo a la oscuridad es uno de los miedos más comunes. Es una emoción completamente normal cuando los niños son pequeños.
Esto se debe a que tienen un mundo de imaginación y fantasía enorme. Casi todos los niños tienen miedo de la oscuridad alguna vez. El miedo aparece a los dos o tres años. Los miedos específicos varían de un niño  a otro y se modifican con el tiempo. Un día, el niño puede preocuparse por los monstruos del armario y otra noche le puede preocupar un ladrón y otra que vengan los extraterrestres a llevárselo en su nave espacial. Un cambio en sus vidas tan aparentemente simple o divertido como la mudanza a una casa más bonita, o  una dolorosa experiencia como la separación de los padres o la pérdida de un ser querido pueden desencadenar la aparición de este temor.























Sin embargo, si se lleva con tacto y cuidado, el miedo a la oscuridad no crecerá hasta el punto de afectar la vida del niño, pero a veces puede mantenerse en el tiempo. Los padres pueden ayudar con juegos, comunicación y acompañamiento.


HABLAR SOBRE EL MIEDO


Es muy saludable charlar con el niño sobre sus sentimientos, pedirle que nos cuente lo que piensa, lo que imagina. Evitar comentar que tener miedo es una tontería o es de niños flojos.

Es bueno reconocer que el miedo existe, que es algo natural y que todos lo sentimos en algún momento de nuestra vida. 






Puesto que para el niño es muy real, no ridiculice sus sentimientos como si fueran tontos o infantiles. Los adultos pueden poner algún ejemplo de sus miedos infantiles y de cómo los superaron. Así evitarán que sus hijos sientan vergüenza y por otro lado ganarán en confianza al saber que estos temores se pasan. Averigüe qué cree el niño que sucede en la oscuridad. Utilice un libro de dibujos para los más pequeños, así podrán expresarse con mayor facilidad. Es conveniente sentarse con el niño en una habitación a oscuras, animándole a que muestre o explique qué es lo que le da miedo.



JUEGOS PARA APRENDER A CONTROLAR EL MIEDO


Existen una serie de juegos que pueden ayudar al niño a acostumbrarse a permanecer en un sitio oscuro y  controlar o hacer desaparecer la sensación de miedo.

Vamos a describir algunos de estos juegos y cada padre o madre podrá elegir uno o varios que puedan interesar y motivar a sus hijos.


Juegue a seguir al jefe. Usted hace de jefe y el niño le sigue por todas partes, a sitios tanto oscuros como luminosos, efectuando movimientos con los brazos. Al principio entre y salga de los sitios oscuros y después aumente lentamente el tiempo que tanto el jefe como el seguidor pasan en la oscuridad. Cuando el niño esté dispuesto, se pueden intercambiar los papeles, dejando que el niño sea quien dirija. Puede utilizar un cronómetro para hacerlo más divertido e ir anotando cada día en un cuadernillo los progresos que se van realizando.








Juegue a contar. Entre en un sitio para contar hasta… Primero hasta tres, después hasta cinco, así hasta que el niño pueda estar, acompañado, en la oscuridad durante sesenta segundos. Elógiele calurosamente. Cuando ya se sienta cómodo mientras se ha estado contando en voz alta, cuente en silencio durante un período de sesenta segundos. Con un niño más mayor, alárguelo durante varios minutos. Cuando su hijo se sienta más seguro déjele que cuente a solas en la oscuridad.



Juegue a colorear monstruos con su hijo



CÓMO CONSEGUIR QUE SU HIJO SE RELAJE EN LA OSCURIDAD


He aquí algunas pautas prácticas con las que podrá ayudar a su hijo a sentirse cómodo y seguro en la oscuridad


  Efectúe con el niño comprobaciones nocturnas de seguridad. Si el niño tiene miedo de los intrusos, hay que pedirle que le acompañe a revisar puertas y ventanas, explicándole que los ladrones raramente entran en casas que no estén vacías, pero explíquele también qué haría usted si tal cosa ocurriera. Se puede comprar un interfono para la habitación del niño para que pueda llamar en cualquier momento. Se pueden poner cerrojos en las ventanas o un sistema de alarma, que ayudará a disminuir el miedo.


 Enseñe al niño a pensar y hablar de forma positiva. Se puede imaginar a sí mismo siendo valiente en la oscuridad, utilizando estas valerosas palabras: “No estoy asustado, nada puede hacerme daño”. “Si sucede cualquier cosa, sabré defenderme” “Soy fuerte, valiente e inteligente, capaz de solucionar los problemillas que surjan”.



En cattell psicólogos contamos con psicóloga
especialista en psicoterapia infantil.
Si tiene alguna duda puede llamarnos o
enviarnos un e-mail
968 274 231- 639 38 61 06
consultas@cattell-psicologos.com







Si los problemas persisten, 
consulte con su psicólogo.
Esperamos haber sido de ayuda.






















ATRÉVETE A VIVIR

Nieves M. Hidalgo
Psicóloga Clínica 
Psicoterapeuta


                                                                        








El maltrato psíquico es el peor de los maltratos, penetra tan lentamente que la persona que lo recibe, aún percibiendo ciertas señales de alarma, intenta seguir adelante, minimizando esas alertas, disculpando, comprendiendo al "agresor"

"Cansancio, problemas de la infancia, alcohol, estrés... En el fondo es una buena persona, aunque me grite, me humille, me ridiculice ante mis familiares o amigos, me reproche continuamente los fallos o errores que cualquiera puede cometer, aunque me mienta y me manipule hasta conseguir que haga lo que él quiere y yo en principio me negaba... aunque controle cada paso que doy, a quién llamo, de dónde vengo o por qué he tardado cinco minutos más en llegar...  a pesar de que deje de hablarme o mirarme durante días sin explicarme el motivo... En el fondo, no quiere hacerme daño, es que ha tenido un mal día y en quién lo va a descargar, sino en mi, que soy su persona de confianza. Normalmente me trata bien, a veces, hasta me hace algún regalo o me prepara el aperitivo." Estas son algunas de las muchas excusas que una persona inmersa en una relación de maltrato suele darse a sí misma, para continuar conviviendo con su pareja.

Al no encarar la realidad, por miedo a sufrir un castigo más duro, o enfrentarte a ese humano sentimiento de miedo a la soledad o al fracaso ante la sociedad, el veneno va penetrando en tu mente, anestesiándote, cada día vives con más normalidad lo que está sucediendo, ni recuerdas los motivos de enfado o discusión, te vas ausentando, diluyendo. Lentamente, este veneno va provocando en ti sentimientos de desesperanza, desilusión, agotamiento, debilidad e incluso ideas de suicidio.Visualizas la muerte, no porque quieras dejar este mundo, sino porque ni puedes, ni quieres continuar viviendo de esa manera y no encuentras escapatoria.



Frustración. Foto: Solarix. Encerrada, prisionera
dentro de una asfixiante caja de cristal.


Cuando ya no te quedan "glóbulos rojos", cuando has consumido todas tus energías, te das cuenta del sinsentido de tu vida, entonces quieres escapar, huir de esa trampa, de esa jaula de barrotes de oro, en unos casos, o de esa sala de tortura en otros, pero te das cuenta de que te faltan las fuerzas, has perdido tu esencia de persona, has perdido tu fuerza del yo... 

Solicita ayuda, tú sola no puedes arrancarte todo ese dolor, volver a recuperar la confianza en ti, reencontrarte con tu mirada al frente y no hacia el suelo, renovar tu esperanza, tu ilusión, tu proyección en el futuro.
Importante es pedir ayuda profesional, importante es atreverte a contarlo a los amigos de confianza, a la familia, dejando de lado esos sentimientos de vergüenza ante lo que posiblemente los demás puedan opinar de nosotros. Entrar en una relación de maltrato nos puede pasar a cualquiera, no es síntoma de baja inteligencia, ni de falta de personalidad, ni de debilidad emocional. Lo prioritario es salir rápido de esa relación tóxica que te engancha como si fuese una droga y va minando de forma insidiosa tu autoestima, anulando a la persona y dejándola sin fuerzas para escapar.
Haber formado parte de una relación de maltrato es un desafortunado accidente en tu vida del que te puedes recuperar. Lucha por ello, confía en ti y en las personas que están a tu lado.

Erradicar la violencia de género es responsabilidad de todos. Padres, profesores,   psicólogos, educadores, instituciones educativas, tenemos que estar alerta y formar a nuestros hijos, alumnos, niños y adolescentes en valores, con el propósito de evitar la transmisión del machismo y de la violencia en general.



Siempre hay una salida, un rayo de luz que ilumina el camino.
Foto: Sally Gall







Cattell Psicólogos en Murcia