jueves, 8 de mayo de 2014

¿SOMOS TODOS MENTALISTAS? SÍNDROME DE ASPERGER

Teoría de la mente y síndrome de AspergerNieves M.Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta                                                            


¿Somos todos mentalistas? ¿Qué queremos decir con esto? 



‘Leer’ entre líneas, es decir, a través de las miradas o gestos, los pensamientos de las personas con las que nos relacionamos, anticiparnos a sus sentimientos, acciones o respuestas, es una habilidad que facilita la comunicación con los demás y forma parte de la inteligencia social, interpersonal o emocional.



Para predecir y explicar su conducta y la de los demás, las personas utilizan conceptos mentales tales como creencias, recuerdos, deseos, pensamientos y percepciones.


Hans Asperger, -que describió en 1944 por vez primera a un grupo diferente de chicos autistas con elevados coeficientes de inteligencia en los que no se había detectado ningún problema en la adquisición del lenguaje (Síndrome de Asperger)-, ya hacía hincapié en la importancia de la mirada en la expresión humana



síndrome de Asperger y la dificultad de entender las miradas'Es imposible describir con palabras científicamente exactas todo lo que ‘dice’ la mirada de una persona… la cálida mirada del amor, la fría mirada del odio, la oblicua mirada de la envidia… el ojo espejo del alma…'

Hay autistas que se dan cuenta de que la mayor parte de las personas se hablan con la mirada, saben qué hacer o decir para no meter la pata o no molestar. 

En las personas que presentan el síndrome de Asperger aunque su nivel de inteligencia lógico-matemática sea normal o superior, encontramos alteraciones en la inteligencia social, interpersonal o emocional, que precisamente hace referencia a un abanico de capacidades que facilitan ser un hábil mentalista.

Éstas son algunas de las alteraciones, relacionadas con fallos en habilidades mentalistas, encontradas en las personas que presentan Síndrome de Asperger:


Dificultades para responder a situaciones y estados mentales de los interlocutores. 
Baja sensibilidad a las señales sociales. 
Dificultad para relacionarse con sus iguales. 
Alteración de las pautas de relación expresiva no verbal. 
Falta de reciprocidad emocional. 
Dificultad para saber ‘de qué conversar’ con otras personas. 
Dificultad para interpretar enunciados no literales o con doble sentido. 
Dificultades para comprender intenciones ajenas y en especial las ‘dobles intenciones’. 
Capacidad limitada para adaptar conductas sociales a los contextos de relación. 


Estas habilidades forman parte de lo que se ha venido denominando Teoría de la Mente, cuyo nombre proviene de las investigaciones de Alan Leslie y que desarrolla, posteriormente, Baron Cohen.


Síndrome de Asperger y déficit en funciones ejecutivas

Personalmente, no soy partidaria de aplicar la etiqueta de 'Teoría' a este conjunto de capacidades presentes en mayor o menor grado en las personas, pues considero que se presta a confusión. Según Baron Cohen, existen otros autores especializados en este tema que prefieren utilizar expresiones equivalentes a Teoría de la Mente, como psicología popular, psicología intuitiva o capacidad mentalista y que también hacen referencia al proceso de desarrollo del conocimiento infantil acerca de las personas con sus correspondientes estados mentales. Dicha comprensión infantil, según Hobson, estaría lejos de constituir una teoría.



Es evidente que presentar alteraciones en estas "capacidades mentalistas", junto con el déficit en las funciones ejecutivas puede generar una sensación de frustración enorme. Cuando las secuencias temporales de los sucesos no son percibidas con un sentido coherente que se ajuste al significado real de dichos sucesos, resulta muy difícil poder establecer metas. Vivir sin metas, sin objetivos claros produce ansiedad y angustia. Por ello, es tan importante trabajar con las personas que presentan el síndrome de Asperger lo antes posible, para poder mejorar sus habilidades mentalistas y su capacidad de planificación y ejecución de tareas. 






#Hazloporti


#Hazlo por los demás, hazlo por ti





12 comentarios:

  1. Me encanta la primera foto de este artículo nos sirve para expresar que las cosas se pueden ver desde otro ángulo. Un artículo muy claro de lo que es el síndrome de asperger, una de sus consecuencias(dificultades en la relación social) y formas de mejorar la situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno se deja llevar por el inconsciente, las cosas fluyen mejor. Me encanta que hayas destacado el tema de la fotografía, pues todo tiene su sentido, aunque no se haya hecho con esa intención conscientemente. Gracias por tus palabras, Julia

      Eliminar
  2. De tu reflexión sobre el Síndrome de Asperger destacaría lo relativo a la importancia de vivir con metas. Desde mi punto de vista, estas metas o tareas no pueden ser una tarea cualquiera, sino que deben ser metas con un contenido concreto y, sobre todo, personal. Ortega y Gasset nos decía, a propósito de mas metas, "Nótese que lo que se elige no es el clavel o la rosa, sino que va a ser uno mismo, se elige uno a sí mismo entre los muchos posibles "si mismos".

    Para mí lo más interesante del trabajo con las personas con Síndrome de Asperger, de entre todas las posibles cosas que podemos hacer, estaría en ayudarlas a que encuentren el auténtico "si mismo", el más auténtico.

    Es de todos conocido, el estado de bienestar que la persona siente cuando las tareas que realiza se ajustan a su deseo personal. Cada uno de nosotros, incluidas las personas con Síndrome de Asperguer, poseemos, en nuestro interior, un proyecto de vida único e insustituible, es decir, una meta, tarea o vocación concreta.

    También es de todos conocido, que somos libres para no tener por fuerza que ser o hacer nada con nuestra vida, no hay que interpretarlo como una imposición el tener que desarrollar una meta o tarea, pero si hay que reconocer que aquel que lo consigue alcanza una línea de vida lo más próxima a lo que podemos definir como estado de satisfacción o bienestar.

    Las personas con Síndrome de Asperger, también poseen su belleza interior, su propia tarea, meta o vocación. Ayudarles a encontrar ese modo peculiar y único de ser, es la finalidad de la psicoterapia. Lo que antes podría ser caótico y desordenado en una persona con Asperger, puede llegar a ser restaurado hasta llegar a un estado personal de bienestar y belleza, lo que parecía imposible antes de la psicoterapia podría alcanzar una línea de existencia lo más próxima y cercana a lo que conocemos por felicidad.

    Enhorabuena, Nieves, por tu meditación sobre un aspecto de la existencia tan necesitado de reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario da para otra entrada. Realmente interesante el tema de las metas que desarrollas, Juan José. Muy importante en la psicoterapia, en la familia, en el ámbito social y educativo apoyar a las personas a realizar su vocación o sus sueños. Gracias por tu aportación.

      Eliminar
  3. Estupendo artículo, Nieves. Me han sobrecogido, sobre todo, las palabras de Hans Asperger sobre la mirada. Hablamos con ella, y con ella podemos expresar todo lo que llevamos dentro, aunque intentemos evitarlo. Y el enfoque del artículo es, en mi opinión, acertadísimo, ya que pone al lector en una perspectiva que no resulta nada complicado comprender el enorme sufrimiento y frustración que puede experimentar una persona con Asperger. Sobre todo teniendo en cuenta que, en mayor o menor medida, cada uno de nosotros hemos experimentado dificultades sociales que nos han generado un malestar que no es muy diferente del que describes en el artículo. La solución a esta problemática, como bien apunta Juan José en su inspirador comentario, es muy sencilla y compleja a la vez. Se trata de una solución "Universal", que nos podemos y debemos aplicar todos. Aprender a salir de uno mismo, y descubrir el sentido y la meta personal y única de cada uno. Enhorabuena una vez más, Nieves. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Salvador. Un placer leer también tus comentarios y opiniones.

      Eliminar
  4. Enhorabuena por el artículo Nieves, me ha gustado mucho y muy acertado tratar este tema.

    Acertado porque es importante compartir y difundir información sobre las personas que sufren algún tipo de problema en las relaciones sociales, como en este caso, el Síndrome de Asperger.

    Que la gente conozca las dificultades que ellos presentan a nivel social nos puede ayudar a comprender y entender cómo se relacionan y así evitar el rechazo y aislamiento social al que muchas veces están expuestos fruto de la ignorancia y el rechazo al "diferente".

    Por otro lado, como muy bien ha apuntado Juan José, que una persona con Síndrome de Asperger pueda alcanzar su estado de bienestar vital es un mensaje muy optimista y esperanzador para las personas que lo sufren y sus familias.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marisa por tu felicitación y tus palabras. Fuerte abrazo también para ti

      Eliminar
  5. Un artículo estupendo Nieves. Refleja de una forma cercana y muy acertada a qué se deben las dificultades sociales de las personas con Síndrome de Asperger y nos ayuda a comprender cómo deben sentirse en su día a día algo que es necesario, para así evitar a través de la información y el conocimiento de esta diversidad funcional el rechazo o la exclusión social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el artículo y más sabiendo que te dedicas en cuerpo y alma atendiendo a chicos y chicas con autismo y síndrome de Asperger. Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. Un artículo estupendo Nieves y mi enhorabuena a los comentaristas; sus reflexiones han sido muy enriquecedoras!.
    El punto a destacar, para mí, sería la consecución de una meta para cada uno de nosotros, independientemente de si se tiene uno u otro síndrome clasificado. El objetivo prioritario sería el encontrar un sentido a nuestra vida y alguien me comentó una vez que, dicho sentido, se encuentra, asumiendo que somos seres sociales, en interacción con el otro, con los demás. De otra forma quizás no sea posible!.
    Partiendo de esta idea, entiendo que las personas con SA presentarán una mayor dificultad para elaborar sus propios objetivos ya que tropezarán en la comunicación con su interlocutor, clave en la consecución de cualquier meta y en el bienestar social de la persona. Por ello veo prioritario, como tu bien comentas Nieves, un diagnóstico precoz y adecuar la educación de estos chic@s para que refuercen desde niños estas carencias comunicativas.
    El conocimiento y la divulgación de estas alteraciones de la conducta facilita la comprensión, la aceptación y la integración de estas personas que, de esta forma, verán incrementada su satisfacción y bienestar al no sentirse excluídos ni discriminados. Podrán dirigir su atención a la consecución de sus metas en vez de tratar de comprender porqué son rechazados por su entorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Mikel. Es un estímulo para continuar escribiendo y compartiendo con todos vosotros estas entradas, saber que os interesan y os hacen reflexionar y escribir sobre ellas.

      Eliminar