jueves, 31 de agosto de 2017

EDUCAR EN VALORES. LA IGUALDAD DE GÉNERO

Ilustración de Graphik (H)
 Encarna María Toral Navarro
Psicóloga Especialista en TEA
Mª Nieves Martínez-Hidalgo
Doctora en Psicología Clínica





Actualmente, se habla en medios de comunicación y redes sociales sobre la importancia de sensibilizar a la población en la igualdad de género. 








Acerca de este tema hay diversas opiniones, pero en lo que estamos de acuerdo es que aún queda un camino importante por recorrer y uno de los primeros pasos que debemos dar para conseguir una sociedad más justa e igualitaria es el de educar a nuestros niños y niñas en valores como el respeto a la diversidad, la tolerancia, la cooperación y la igualdad de género entre otros.

Por ello, desde la familia y el colegio, principales pilares de la educación se deben desarrollar estos valores no sólo a través de lecciones teóricas, sino dando ejemplo a través del comportamiento, tomando conciencia de que a veces, casi sin darnos cuenta, nos comportamos de forma diferente cuando nos dirigimos a niñas o a niños, un ejemplo, entre otros muchos, podría ser cuando en el aula un profesor de primaria, se dirige a sus alumnas (con toda la buena intención del mundo) llamándolas princesas y siendo paciente con ellas cuando cometen algún error, comportándose por el contrario, con más dureza y menos paciencia con sus alumnos llamándoles directamente por sus nombres sin apodos cariñosos. Igualmente, en la familia, aún se conservan muchos roles tradicionales que establecen diferencias notorias entre ambos sexos, por ejemplo, en el tipo de juegos que se establecen en función del género, dejando las muñecas, pinturas y accesorios para las niñas y los transportes para los niños. Aún hay padres que se preocupan por la posibilidad de que su niño o niña confunda su identidad de género o su futura orientación sexual si su hijo prefiere jugar a las cocinitas o ponerse unas pulseras y collares o su hija elige jugar al fútbol en lugar de maquillar a sus muñecas.

La sociedad está cambiando, los roles de género también y por ello, es necesario que comencemos a transmitir a nuestros niños y niñas unos nuevos valores que les ayuden a construir relaciones más sanas entre ellos, más justas e igualitarias para todos desde el respeto y la libertad de elección y expresión.



Para aquellos padres y madres así como profesionales del ámbito de la educación que quieran comenzar con esta bonita tarea, os dejamos un enlace a una guía elaborada por la delegación de igualdad y juventud de la diputación de Granada, de lectura infantil y juvenil no sexista y coeducativa “La mochila violeta", tanto en formato papel como digital con una selección actualizada por edades, de títulos de cuentos y relatos infantiles y juveniles que educan en igualdad, abordando multitud de temáticas: roles y estereotipos de género, diversidad sexual, pluralidad de modelos familiares, autoestima, prevención de la violencia de género, visibilización de las mujeres en la Historia, nuevas masculinidades, lucha contra la homofobia, en definitiva, se plantean maneras más igualitarias de construir nuestro imaginario tanto a nivel individual como colectivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario